Los Escolapios en Castilla y León: presencia y actuaciones pedagógicas (1875-1975)

Autores/as:
Bienvenido Martín Fraile

Materias IBIC - BISAC

  • JN - EDUCACIÓN PEDAGOGÍA
  • JNAM - Objetivo moral y social de la educación
  • JNB - Historia de la educación

Resumen

El objeto de la investigación versa de la acción educativa de los escolapios en Castilla y León a partir de 1875 hasta 1975 enmarcándose dentro de las investigaciones históricopedagógicas y concretamente en una determinada institución escolar -la Orden Escolapia- y su acción en los colegios castellanoleoneses.

Es un estudio de carácter general, donde se consideran aspectos institucionales, planes de estudio, elementos curriculares, factores didácticos, de organización escolar, etc. En definitiva, se trata de un trabajo histórico-educativo donde se integra la labor de la enseñanza privada en un ámbito regional. Estos dos aspectos unidos, enseñanza privada y contexto regional, permitirán ser en un futuro una aportación valiosa al estudio de la educación en Castilla y León.

La investigación está estructurada en cuatro bloques con varios capítulos cada uno. Partiendo de la introducción, en el primer bloque realizo una aproximación al contexto desde cinco perspectivas distintas y la implicación que ellas tienen dentro del mundo educativo en general y de la Orden Escolapia, en particular. Incluyo la política educativa estatal en cada uno de los grandes períodos históricos, Restauración, segunda República y Franquismo, las relaciones que mantiene la Iglesia con el Estado y los grandes problemas que se debaten, la política eclesial en materia educativa y la propia acción educativa escolapia que se desarrolla en estos períodos históricos.

En el segundo bloque efectúo un recorrido histórico por estos momentos históricos particularizando en los componentes específicos de la propia Orden como aspectos económicos, recursos físicos, personal docente y alumnado.

En el tercer bloque analizo, una vez conocida la Institución, su proyecto pedagógico, la didáctica y metodologías empleadas y las relaciones humanas que tienen lugar.

En el cuarto y último bloque me fijo detenidamente en las relaciones que mantiene la Orden con la sociedad y el entorno donde están enclavados dichos centros para pasar a establecer las conclusiones que he obtenido de esta investigación y apuntar finalmente las fuentes que he utilizado y analizado junto con testimonios gráficos empleados.

Finalmente como conclusión apuntar que a lo largo de esta investigación hemos hecho un amplio recorrido histórico de una pequeña parte, la Provincia de Castilla, de la vida de la Escuela Pía en España. Comenzamos el análisis antes de 1875 -inicio de la Restauración borbónica- para situarnos en el contexto histórico de una Orden religiosa que el día primero de marzo de 1845 y después de once años volvía a encontrarse de nuevo con su secular historia.

Durante estos cien años los colegios han seguido basándose plenamente en el espíritu y letra de su fundador, motivo que ha determinado que su análisis dentro del conjunto de las demás órdenes religiosas tenga un balance, desde el punto de vista educativo alto y, socialmente muy interesante.

Paralela a la instrucción académica se sitúa la formación religiosa cristiana, que de la misma forma, una y otra, evolucionan sometiéndose a las exigencias de los nuevos tiempos.

La afluencia de alumnado a sus colegios ha sido una constante histórica, unas veces determinada por impartir una enseñanza totalmente gratuita -Toro- y otras por, aun cobrando la enseñanza -Salamanca y Soria-, mantener amplias secciones de alumnos gratuitos y becarios, sin olvidar los altos rendimientos académicos que sus alumnos han obtenido en las pruebas oficiales. No ha sido en ningún caso una afluencia elitista, sino alumnado de consideración social media, sin desdeñar a los más bajos socialmente, que tenían cabida en la institución escolapia de diversas fórmulas, llámense gratuitos, fámulos o becarios por los colegios. La cuestión era bien simple, que ningún alumno que llamase a sus puertas no pudiese formarse bajo sus principios por motivos económicos, como prueba de su espíritu fundacional.

Especial atención merece el comentario a la distinta incidencia que se aprecia en los tres colegios referente a las relaciones entre el nivel económico de los alumnos y los resultados académicos obtenidos por estos. Podemos concluir que si bien en los cómputos globales de los tres centros se producen discrepancias entre ellos, motivado por el hecho de que la muestra haya sido aleatoria en cuanto a la extracción social, a nivel de utilización del centro por categorías sociales los datos indican que sí se produce una correlación entre el nivel social y el académico. Tampoco sin olvidar que en los tres colegios la mayoría del alumnado procede de un nivel social medio-alto.

Con los años y la evolución de la sociedad, los colegios han seguido un desarrollo paralelo. Desapareció la dualidad de alumnado, gratuitos y de pago, pasando a incorporarse todos en las mismas dependencias. La disciplina y la rigidez en el trato se suavizó en los reglamentos escolares y en la práctica.

La formación de sus profesores religiosos se ha cuidado y esmerado a lo largo de sus años de estudio obteniendo un potencial humano altamente cualificado, sabiendo responder y estar atento a todas las exigencias estatales, tanto en contenidos como en metodología didáctica.

No menos dichosa resultó la experiencia de la producción editorial, los famosos libros E.P., cuajando plenamente entre el alumnado de enseñanza privada e incluso el oficial, en muchos casos.

Si abundante han sido sus resultados sociales y académicos, no debemos olvidar la formación religiosa y, sobre todo, humana que se ha impartido. En este sentido toman cuerpo todas las actividades extraescolares desarrolladas, desde los grupos juveniles de scouts hasta los deportes, donde siempre destacaron sus alumnos.

Los problemas surgen en los años finales del estudio con la crisis de vocaciones, hecho que posibilita la afluencia masiva de profesorado seglar enriqueciéndose los centros con la aportación de nuevas iniciativas aunque la orientación educativa sea la misma.

El análisis efectuado a los colegios Calasancio de Toro, Calasanz de Salamanca y Nuestra Señora del Pilar de Soria confirma que la acción educativa escolapia presenta en todos sus centros escolares unas características propias en cuanto a su ideario pedagógico, que es la razón académica y educativa del modelo de las Escuelas Pías y que ha servido como ideario a todos los centros de nueva fundación. Los escolapios y las cifras estadísticas pueden corroborarlo han permitido que el nivel social, cultural y humano alcance cuotas altas en nuestro país y por supuesto en esta Comunidad Autónoma. Muchos niños han estudiado en sus colegios simplemente por el hecho de ser pobres económicamente y muchos de ellos han conseguido salir de su precaria situación social.

 

Cubierta para Los Escolapios en Castilla y León: presencia y actuaciones pedagógicas (1875-1975)
Publicado
febrero 15, 2001
ISBN-13 (15)
978-84-7800-896-4
Fecha de publicación (01)
2001-02-15